Odontología conservadora

feature-image

La parte fundamental de la odontología es poder conservar los dientes sanos en boca, intentando extraer el menor número de dientes posibles. Para ello tenemos a nuestro alcance multitud de tratamientos que van a permitirnos mantener una correcta salud oral, entre los que podemos encontrar:

Obturación:


Una obturación es lo que comúnmente se llama “empaste”. Es el tratamiento que nos permite eliminar la caries que se ha formado en un diente y su posterior reconstrucción simulando la anatomía del diente con un material estético denominado composite. Este material se escoge en función de cada color de diente, disimulando así completamente la obturación.

Dentro de las obturaciones encontramos distintos tipos:

  • Obturaciones simples: Son aquellas que solo ocupan una cara del diente.
  • Obturaciones compuestas: Son aquellas que ocupan dos paredes del diente.
  • Reconstrucciones: Son aquellas que ocupan tres o más paredes de la pieza dental.


Incrustación:


En los dientes posteriores, algunas veces un empaste no es la mejor solución. Ya que estos dientes reciben fuerzas oclusales muy intensas y un empaste puede fracturarse. Las incrustaciones son otro tipo de restauración dental realizadas con cerámica. Nos permiten una mejor estética de la pieza, un mejor ajuste y nos aportan un mejor resultado clínico a largo plazo que las reconstrucciones con composite, ya que nos ayuda a fortalecer la pieza.

Al igual que las obturaciones, dentro de ellos encontramos distintos tipos:

  • Inlay: Son las incrustaciones que recubren únicamente la cara oclusal de los dientes sin llegar a las cúspides.
  • Onlay: Son las incrustaciones que recubren toda la cara oclusal incluyendo las cúspides de la pieza.
  • Overlay: Es una incrustación que llega más allá cubriendo cara laterales de la pieza sin llegar a ser una corona.
  • Coronas dentales: Son las comúnmente llamadas “fundas”. Es un tipo de tratamiento que nos permite recuperar la anatomía, la función y la estética de una pieza dental mediante el recubrimiento del resto de pieza que tengamos en la boca.


Gracias a nuestro escáner intraoral y nuestra fresadora podemos realizar tanto las incrustaciones como las coronas altamente estéticas sin metal en una sola sesión clínica, pudiendo irte con la pieza perfectamente reconstruida en el mismo día.



Caries y empaste dental
Incrustaciones
Incrustaciones