¿Qué son las carillas dentales?

Qué es la estética dental

Para conocer que son las carillas dentales, primero debemos saber que es la estética dental y para que sirve. La Estética Dental es la parte de la Odontología que se encarga de lograr la mayor armonía y estética de la sonrisa, solucionando problemas, como por ejemplo:

– Asimetría dental.

– Colores oscuros en los dientes.

– Separación entre los dientes anteriores (diastemas).

– Fracturas dentales.

De esta manera, para solucionar toda esta variedad de problemas dentales, existen distintos tratamientos  adaptados a cada caso:

Blanqueamiento dental.

– Carillas estéticas.

– Otros tratamientos restauradores.

Gracias a ellos es posible alcanzar una estética dental óptima.  Algunos de ellos pueden realizarse en una sesión única, obteniendo excelentes resultados.

Por otra parte, debemos de asegurarnos de que existe una higiene bucodental adecuada. Estos dos factores unidos a las revisiones periódicas con el dentista conseguirán que la cavidad oral en buen estado.

¿Qué son las carillas dentales?

Las carillas estéticas dentales son uno de los tratamientos de estética dental más demandados.

Son finas láminas de diferentes materiales como la porcelana, de un grosor de entre 0,8 y 1,5 milímetros que se colocan sobre la superficie de la cara externa de los dientes camuflando el diente natural.

De esta manera, se puede proporcionar un aspecto más estético restaurar únicamente la parte frontal de los dientes para solucionar problemas como cambios de color, diastemas, malposiciones, o alteraciones en la forma de los dientes.

Las carillas dentales se adhieren a los dientes gracias a un cemento adhesivo especial que permite la fijación duradera.

Suele ser necesario un pequeño tallado de la pieza para lograr un grosor final adecuado cunado adherimos la carilla. Aunque existen unas carillas muy finas que no necesitan tallado, pero sólo son adecuadas en algunos pacientes en concreto.

¿Cuántas visitas son necesarias para un tratamiento de carillas?

Este tratamiento se ha de realizar en más de una visita a la consulta odontológica y no es permanente. Por lo general, en el tratamiento de carillas estéticas, durante la primera visita se suele informar y estudiar el caso individual de cada paciente, realizando un diagnóstico para determinar el mejor tipo de tratamiento. Posteriormente, se muestran las diversas tonalidades y resultados al paciente, para que pueda observar cómo sería el efecto final del tratamiento.

En la segunda visita se preparan los dientes para colocar las carillas, tomando medidas, fotos y moldes para que queden de la mejor manera posible.

Finalmente, se colocan las carillas con una resina, de manera que el paciente no pierda la funcionalidad de su cavidad oral. Sean de composite o de porcelana, las carillas estéticas conseguirán corregir cualquier tipo de defecto en el color, tamaño y forma del diente.

En algunas clínicas dentales, con equipamentos más modernos, como escaneres intraorales y fresadoras dentales puede darse la posibilidad de que se realice el tallado y la fabricación de la carilla en un mismo día.

¿Cuánto duran las carillas en boca?

La duración de este tratamiento depende del material que elijamos para su fabricación.

  1. Las carillas de porcelana son realizadas con un material cerámico, más fuerte y resistente. Este tipo de restauración está indicado para aquellas personas que tienen afecciones más graves como fracturas de los dientes, una zona amplia a restaurar o separación entre dientes. Es una opción costosa aunque el color es más natural y son más resistentes. Suelen durar entre 10 y 15 años.
  2. Las carillas de composite son hechas con una resina sintética que se adhiere al diente y es moldeado y trabajado en el propio diente. Está indicado cuando existe alguna pequeña anomalía en los dientes. Es una solución económica, cuando la zona a restaurar es pequeña o no muy amplia, y rápida, en una sesión se puede colocar las carillas. Cada diente se debe realizar por separado y en ocasiones hay que retocar el diente original. Se mantienen entre 5 y 10 años. Además, la durabilidad también dependerá de la calidad del tratamiento de estética dental y de los cuidados posteriores del propio paciente.

Las carillas de composite duran menos y pierden color por lo que requiere retoques posteriores. Sin embargo, las carillas de porcelana son más duraderas y pueden mantenerse el tiempo estipulado y retirarlas posteriormente sin riesgos.

Puede darse el caso de que se despegue alguna carilla. En ese caso se limpian y pueden volver a cementarse si no se fracturan.

Contraindicaciones

Las carillas dentales no deben colocarse cuando el defecto a corregir es muy grave o el diente está muy destruido. En ese caso deberíamos utilizar otros tratamientos como las coronas.

En el caso en que el paciente tenga el esmalte de los dientes muy erosionado debido a, por ejemplo, bruxismo, hay que tallar el diente y podría destruirse. Cuando el defecto a disimular es debido a las caries, las carillas solo ocultarían el origen y podrían agravar la situación.

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *