Blog





Muelas del juicio… ¿Debo quitármelas?

Los terceros molares, muelas del juicio o cordales erupcionan entre los 18 y los 24 años, aunque hay un amplio rango.

En medicina existe un dicho:  “Todo diente retenido es un quiste en potencia” y razón no le falta ya que pueden provocar problemas como dolor agudo irradiado hacia el oído,  infecciones locales, denominadas pericoronaritis, daños a las piezas vecinas, problemas en la articulación por falta de espacio…

  Pericoronaritis.

Por todo ello es necesario quedarnos con un concepto claro. No se puede estar a favor ni en contra de la extracción de cordales. Ello dependerá de la situación particular de cada muela en un paciente concreto. Por lo que es muy importante hacer una historia completa médica y dental, así como una exploración clínica (intraoral y extraoral) junto con un análisis radiológico antes de emitir un juicio sobre la indicación o no de la extracción.

Aquellos molares incluidos, semi-incluidos, o erupcionados con caries de difícil acceso, son candidatos a la extracción.

La cirugía se realiza con anestesia local, posteriormente se realiza una incisión en la encía, se extrae la muela y se sutura.

Tras la cirugía es importante una higiene adecuada para evitar la infección de la herida. En ocasiones también se recetan antibióticos.

Ante cualquier molestia o duda, consulta con tu odontólogo las posibilidades terapéuticas más adecuadas par usted.

También te podría gustar...

Responder a Fredericka Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *