Blog





Blanqueamiento Dental

El blanqueamiento dental se ha convertido en uno de los tratamientos bucodentales más requeridos por los pacientes hoy en día. Por lo tanto, se ha creado una variedad de soluciones para llevarlo a cabo. Pueden usarse productos de uso domiciliario, así como otros procedimientos que se realizan en la clínica dental, debido a que contienen una alta concentración de agentes blanqueantes que requieren de supervisión por parte de un profesional.

La eficacia de estos métodos de blanqueamiento depende en gran parte del tipo de decoloración que sufre el diente. Hay 2 tipos principales de decoloración o tinción : intrínseca y extrínseca. La tinción intrínseca o interna; puede ser causada por algún defecto genético, por la edad, por el consumo de algún medicamento antibiótico, o por el consumo de altos niveles de fluor durante el desarrollo del diente. Pueden aparecer antes de que el diente erupcione. La tinción extrínseca o externa, se produce normalmente por factores ambientales, a causa del tabaco, pigmentos de algunos alimentos, medicamentos o metales como el cobre.

Cuando se siguen estrictamente las instrucciones que nos indica el fabricante de cada producto, el blanqueamiento con peróxidos es seguro y efectivo. Sin embargo existen riesgos y cada caso debe ser tratado de forma individualizada, por eso es indispensable que un odontólogo supervise cada tratamiento blanqueador, para evitar cualquier tipo de problema y optimizar el resultado final.

En nuestra clínica dental usamos una fuente de Luz Led que emite luz azul a no demasiada temperatura. Presenta un funcionamiento silencioso y su espectro de luz varía desde los 430 a los 490 nm. El sistema de Blanqueamiento que usamos está basado en Peróxido de Hidrógeno a una concentración del 37,5 %. Posee también Nitrato de Potasio que es un agente desensibilizante que actúa bloqueando la transmisión de impulsos en los extremos del nervio del diente para reducir la sensibilidad del paciente. Además, es necesario aplicar una barrera gingival que proteja a la encía de posibles quemaduras, y que se puede retirar de forma rápida y sencilla.

El uso combinado de este agente blanqueador junto con el empleo de la luz de fotocurado acelera el proceso de blanqueamiento y consigue buenos resultados a los 30 minutos de aplicación.

 

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *